La pandemia empuja al voluntariado a reinventarse haciendo actividades en linea con el proyecto «Se un AFANOKI» que consigue el premio Luis Martí de Voluntariado.

AFANOC necesita de la fuerza del voluntariado porqué es uno de los motores principales de la entidad, ya que sin él no se podria avanar.

Una de las areas del AFANOC más afectadas para la situación de la pandemia ha sido la del Voluntariado. Cerca de 220 voluntarios y voluntarias no han podido ejercer sus actividades presenciales, ni en los hospitales ni en los domicilios, ni en La Casa de los Xuklis, a excepción de una decena que ha podido atender los casos excepcionales. Aun así, gracias al empeño y las fuertes ganas de seguir adelante, este impedimento los ha servido de estímulo para reinventarse, realizando voluntariado en linea y seguir ofreciendo actividades a los niños y adolescentes con cáncer gracias al proyecto:

«Sigues un AFANOKI»

Un proyecto virtual que nació durante el confinamiento con el objetivo romper las barreras del aislamiento que supone vivir un doble confinamiento: el que impone la enfermedad y el confinamiento por la Covid-19, y continuar acercando actividades lúdicas y educativas a los niños y adolescentes con cáncer, tanto en el hospital, como la Casa de los Xuklis y en los domicilios particulares.

El equipo de voluntariado ha sabido enfrentarse a las limitaciones de la pandemia, implicándose y adaptándose a los nuevos formatos de atención y apoyo a las familias. Desde el primer momento, su empujón y esfuerzo han estado clave para poner en marcha esta iniciativa que a través de You Tube, los mismos voluntarios y voluntarias proponen diferentes actividades porque los niños y adolescentes con cáncer puedan realizar de manera telemática.

Durante los primeros meses de la pandemia por COVID-19 este proyecto ha servido, por un lado para continuar ofreciendo actividades y momentos de distracción a los niñ@os y adolescentes y por otro lado, acercarlos el equipo de voluntariado que no podía estar yendo al hospital, en La Casa de los Xuklis o los domicilios de las familias, de forma presencial. y

Gracias al impulso de la delegación de AFANOC a Tarragona, el proyecto ha sido galardonado con el Premio de Voluntariado Lluís Martí , fundador y primer presidente de la FCVS y una de las personas pioneras en el impulso del voluntariado social en Cataluña. Este premio lleva su nombre como reconocimiento al valor de su lucha en defensa de los derechos de las personas más vulnerables, a favor de una sociedad más justa e inclusiva, y de la participación de la ciudadanía en la transformación social. Este premio lleva su nombre como reconocimiento al valor de su lucha en defensa de los derechos de las personas más vulnerables, a favor de una sociedad más justa e inclusiva, y de la participación de la ciudadanía en la transformación social.

Además de la satisfacción que supone este reconocimiento para AFANOC, la entidad recibe una dotación económica de 4.000€, que se destinarán a continuar apoyando a los niños y adolescentes con cáncer y sus familias.