El impacto de salir en los medios desata la solidaridad

La Gloria, Miguel Àngel y Carlota son una familia de Fraga que hace tres meses que están alojados en La Casa de los Xuklis por el tratamiento de Carlota, una niña de seis años lista y avispada como ella sola que ha encontrado en los Xuklis unos amigos y compañeros de viaje que la hacen sentir cómoda y como en casa.

Carlota juega y estudia como lo haría cualquier niña de su edad, con solo que ella tiene que combinarlo con entradas y salidas del hospital y algunas incomodidades más. Le gusta estudiar y se ha hecho muy amiga de su profesora, Sara, que cada día de 9 h a 11 h le da clase para que no pierda el hilo de los estudios.

Recientemente el programa Els Matins de TV-3, sacó éste reportaje con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer para dar a conocer la realidad de nuestros niños y adolescentes y de cómo, desde el AFANOC, abordamos el acompañamiento a las familias

Estamos acostumbrados que cuando la gente ve lo que es La Casa de los Xuklis, tome conciencia de lo que este proceso supone para las familias, nos admiran y felicitan por el trabajo e incluso quieren colaborar. Pero lo que pasó en Fraga, cuando sus vecinos y vecinas vieron el reportaje, ha sobrepasado todas las expectativas.

A Mònica Murillo, amiga de la familia, le faltó tiempo para coger el teléfono para decirnos que » tenía una de pensada» para conseguir recursos para los Xuklis, que vio clarísimo que se nos tenía que ayudar: que haría una rifa; que pediría a las empresas que colaboraran; que harían un video de apoyo, etc.

Un entusiasmo que corrió como la pólvora y contagió a todos sus vecinos y vecinas que se volcaron con diferentes iniciativas solidarias.

Pero más importante que el dinero, más importante de dar a conocer nuestra tarea,es el impacto, la dosis de energía que recibe la familia cuando siente tanta empatía, tanta complicidad y tanto de amor por parte de sus conciudadanos.