Las familias participantes comparten experiencias y dudas que genera el cáncer infantil en la vida familiar

El primer grupo de apoyo psicológico para familias que AFANOC Lleida puso en marcha hace unos meses ha podido estrenar por fin la presencialidad Después de varias sesiones telemáticas, las madres participantes se reencontraron con mucha emoción de poder continuar, pero ahora haciéndolo de cerca, compartiendo experiencias y dudas que ha generado el cáncer de sus hijos o hijas en el ámbito familiar. Encontrarse en persona hará que esta experiencia dé todavía más frutos para que puedan seguir avanzando en la normalización de la enfermedad.

El objetivo de esta iniciativa, que permite a los participantes reunirse una vez al mes, es que puedan expresar y plasmar su vivencia, por ejemplo, sobre cómo fue la vuelta a casa después del ingreso hospitalario o cómo ha continuado la vida una vez acabado el tratamiento, y cómo esto ha afectado, entre otros, las relaciones con la pareja o los hermanos del niño o adolescente con cáncer.

Este grupo de apoyo surge de una experiencia similar anterior impulsada en AFANOC LLEIDA y se basa en varios estudios que han constatado que los padres y madres de niños o adolescentes con cáncer consideran el asesoramiento y el apoyo emocional entre las primeras necesidades, así como compartir esta experiencia con otras familias en su situación con quien se sienten más identificados y comprendidos.