El voluntariado es nuestro apoyo. Cada vez son más las personas que quieren pasar a la acción y piensan que ofreciendo parte de su tiempo libre para ayudar a los demás es la mejor manera de contribuir al bien común. Es por ello que la figura del voluntario/a se ha convertido en un motor indispensable en nuestra sociedad actual.

En AFANOC tenemos el privilegio de contar con un numeroso equipo de personas que voluntariamente desarrollan una tarea complementaria a la del equipo profesional para ofrecer una atención integral a las familias.


Estos tienen presencia en diferentes espacios de intervención y la tarea que desarrollan es importante y necesaria en cada uno de ellos.


Hospitalario:

Su función principal es la de acompañar, apoyar, jugar, entretener y ofrecer actividades lúdicas a los niños y adolescentes y sus cuidadores durante los períodos de ingreso en planta y en las visitas ambulatorias.

La Casa de los Xuklis:

Durante las tardes de lunes a viernes, ofrecen actividades y talleres programados, con el objetivo de enriquecer y aportar aire fresco a las familias alojadas.

Domiciliario:

Los niños y adolescentes que vuelven a casa después de una estancia en el hospital, a menudo no pueden reanudar inmediatamente las actividades que formaban parte de su cotidianidad (ir a la escuela, actividades extraescolares, interaccionar con iguales...). Contar con el apoyo de un voluntario/a ayuda a normalizar la vida cotidiana.

Actos y Campañas:

Actuaciones de sensibilización y difusión. Participación en actos, campañas y eventos públicos para hacer visible la labor que desarrolla AFANOC y ampliar la base social y económica de la asociación.

Tareas administrativas:

Colaborar, en la sede de la entidad, en tareas de apoyo a la gestión y organización de las actividades que lleva a cabo la asociación en su día a día.