Ofrecemos asesoramiento a los centros educativos y sanitarios, desde charlas y reuniones con el profesorado implicado, como proporcionando material educativo.

Es muy importante que la escuela o el instituto se mantengan junto a su alumno y por tanto, tengan una actitud facilitadora y activa. Hay que mantener y reforzar los vínculos afectivos con los compañeros y los maestros para facilitar el retorno a la escuela cuando se pueda normalizar la situación del niño.

Somos conscientes de la dificultad del papel de los maestros y educadores, tanto por la propia vinculación emocional con el alumno que está enfermo, como por la complejidad de gestionar la información y el acompañamiento con el resto de compañeros de la clase y especialmente los hermanos del niño enfermo.

Somos conscientes de la importancia de dar a conocer la realidad del cáncer infantil y de educar y formar a los futuros adultos de nuestra sociedad, por lo que colaboramos y participamos en los trabajos de investigación y de grado (bachillerato y educación universitaria).

Al mismo tiempo, ofrecemos la posibilidad de tutorizar alumnos de prácticas, siempre conforme con la Universidad y las necesidades propias de AFANOC.